Trucos caseros y naturales para cuidar tu belleza (II)

dientes-blancos-y-fresa

¿A quién no le gusta lucir unos dientes sanos, blancos y brillantes? El cuidado dental es uno de los aspectos importantes de nuestra salud y belleza, pues una buena sonrisa es un síntoma de felicidad y libertad.
En la entrada de hoy os vamos a contar un tip natural y casero para cuidar nuestros dientes y poder lucir sin escrúpulos una sonrisa de oreja a oreja. ¡Atent@s!

Ingredientes
Una fresa
Tu cepillo de dientes

Pasos a seguir

1. Retira el rabito de la fresa, límpiala con abundante agua para eliminar restos de polvo y suciedad y machácala con la ayuda de un tenedor para convertirla en puré.
2. Extiende el compuesto sobre tu cepillo de dientes.
3. Lávate los dientes con esta pulpa de fresa como si estuvieras llevando a cabo una limpieza normal después de haberlos limpiado con el dentífrico de uso habitual.
4. Enjuágate la boca con abundante agua.
5. Pon en práctica este truco todos los días y verás como, en muy poco tiempo, tus dientes se ven mucho más blancos y brillantes.
6. La fresa es una fruta rica en xilitol, una sustancia que fortalece el esmalte dental, combate la placa bacteriana y limpia la dentadura, lo que se traduce en unos dientes más blancos y sanos.

Los beneficios de este truco de belleza casero para tener unos dientes blancos y bonitos son los siguientes:
– Es cien por cien natural.
– Es muy económico.
– Cuenta con una sencilla elaboración.
– Blanquea los dientes sin estropear el esmalte.

Leave a Comment